'LA INTIMIDAD ES POLÍTICA' PROPONE LA DISCUSIÓN SOBRE LA VIDA POLÍTICA BAJO EL HILO CONDUCTOR FEMENINO

 

“No violarás”, “Mírame a los ojos”, “No habla, no dice nada” o “Virgen de los Ovarios” son varias de las frases implícitas en esta obra que pretende promover un diálogo abierto -sin censura- sobre las relaciones de poder y sociedad, los comportamientos de los sexos y el uso del lenguaje que se traducen en violencia física e ideológica.

En una ruta de aproximadamente una hora los visitantes podrán apreciar a 17 artistas y colectivos originarios de Bolivia, Chile, Costa Rica, Ecuador, Egipto, España, Estados Unidos, Guatemala, México, Sudáfrica o la antigua Yugoslavia. Directivos y colaboradores de la Fundación Iglesia de la Compañía y de la Casa Museo María Augusta Urrutia concurrieron junto con otros invitados de la Red de Museos del Centro Histórico de Quito (RMCHQ) el pasado jueves 14 de septiembre, a un recorrido guiado por Pilar Estrada Lector, directora del Centro Cultural Metropolitano.

Escenas como las de pies descalzos que cayeron ante un femicidio, un fusil en manos de un niño, una faja constriñendo el abdomen de una mujer o un mazo quebrantando las formas de Moisés de Miguel Ángel impactaron a los visitantes, quienes con la conducción de Pilar reflexionaron sobre la violencia, la vida y la feminidad en la sociedad actual. “No entiendo cómo pese a que no nos gustan las fajas, las usamos” dijo una visitante anónima. ¿Será que las viudas de Vindraban sienten desprecio u orgullo por el luto que las lleva al destierro y a cubrir sus rostros de por vida?

Pese a las fuertes impresiones que puede generar esta muestra en los diferentes colectivos de nuestra sociedad, lo interesante es discernir valores universales que van más allá de nuestra cultura, género, ciudadanía o religión como el respeto a la vida, respeto a los que piensan distinto, acogida a los vulnerables, empatía con el dolor humano y conciencia del valor humano. Solamente rescatando de tal impacto estos valores comunes, podremos dejar de perseguir diferencias y construir una conciencia que nos lleve a la acción; la acción más noble y sencilla de ser mejores personas y trabajar desde la cotidianidad en una sociedad mejor.